No hay nada para comparar